Caja de 9 unidades - Botella de plástico 1L

44,55 €

(4,95 € por litro)

Impuestos incluidos

Contiene más polifenoles, vitamina E y antioxidantes naturales que cualquier otro AOVE, debido a que los restos sólidos de la aceituna están en suspensión en el aceite. Estas partículas sedimentan en el envase por decantación natural. Al no estar filtrado, este Aceite de Oliva Virgen Extra verde de octubre es más turbio.

Número de cajas
En stock

Aceite de Oliva Virgen Extra verde en rama o sin filtrar

El Aceite de Oliva Virgen Extra en rama o sin filtrar no es más que el jugo obtenido directamente de la aceituna.

Contiene impurezas en suspensión que, básicamente, son partículas de agua, pulpa de aceituna y trocitos de hueso. Lo que le da un aspecto turbio y un color verde clorofila muy intenso. Una coloración tan característica que se convierte en uno de sus principales atractivos.
En relación a las impurezas, si lo habitual en un proceso de elaboración mecánica convencional es que el jugo pase, justo antes de ser envasado, por unos filtros para eliminarlas dejándolo totalmente limpio y brillante, en el caso del verde en rama se suprime ese filtrado.
Esto genera, un aceite de oliva virgen extra verde más denso y con defectos visuales. Imperfecciones que no afectan ni a sus propiedades ni a las vitaminas que contiene.

El AOVE verde en rama La Unidad es, por tanto, un aceite fresco y poco procesado, que se decanta de forma natural.

Presenta un sabor más intenso y un toque deliciosamente amargo y picante. Ofrece, además, unos sutiles matices aromáticos frutales a plátano verde o higuera.
En definitiva, un verdadero manjar que llega a tu paladar en su versión más auténtica, en verde y en rama. Por ello, te aconsejamos consumirlo en crudo, en tostadas, ensaladas, purés fríos, etc.

AOVE en rama o sin filtrar vs. AOVE filtrado

AOVE en rama o sin filtrar, o AOVE filtrado, “he ahí la cuestión”.

Tanto uno como otro (sea convencional, ecológico o verde) es zumo de oliva obtenido de forma 100% natural. Es decir, que tanto uno como otro mantienen el mismo grado de acidez y las mismas propiedades organolépticas y saludables.

Por contra, una de sus diferencias más significativa la encontrarás en su sabor. El AOVE en rama o sin filtrar presenta matices de una fruta recién exprimida. Te deja un amargor y picor muy intenso en el paladar, y un regusto de matices frutales distintivo.

También, como te decíamos anteriormente, el AOVE en rama o sin filtrar tiene una mayor densidad y consistencia, que lo convierte en un líquido casi traslúcido. Aunque, debido a las impurezas de aceituna que contiene, presenta un aspecto más bien turbio.

Pero la mayor desemejanza es que el AOVE en rama o sin filtrar contiene también agua de aceituna. Este agua hace que se oxide con mayor rapidez.

De hecho, la mezcla de agua e impurezas favorece a que no sea muy duradero y se tenga que consumir con rapidez, ya que puede llegar a fermentar.

Con todo, el AOVE filtrado comporta haber eliminado cualquier impureza y humedad del jugo. Lo que favorece una mejor conservación en el tiempo y en cuanto a sus cualidades organolépticas.

AOVE en rama o sin filtrar directo al consumidor

En La Unidad, apostamos por vender nuestro AOVE verde en rama La Unidad directamente al consumidor.

Lo normal y recomendable, tal vez, sería venderlo en comercios especializados o tiendas ‘gourmet’. Pero su apariencia casi turbia, la temperatura y la luz de los establecimientos comerciales lo perjudican o, mejor, no lo ayudan a mejorar su aspecto ni su conservación.

El AOVE en rama o sin filtrar es más delicado y menos estable que el filtrado.

Las impurezas de aceituna que contiene, con el tiempo, se van decantando de forma natural, formándose posos en el fondo del envase.

Esta sedimentación se produce por acción de la luz y, en especial, de la temperatura. Así, a más claridad y más calor más rápido tiene lugar la decantación natural por la que se separan los elementos de diferente densidad como los sólidos y los líquidos.

Por ello, es importante que conserves el AOVE verde en rama La Unidad en un lugar oscuro y fresco, tampoco frío. Aún así, no evitarás que con el paso del tiempo, aparezcan los posos en el fondo del recipiente.

AOVE verde en rama La Unidad, mejor crudo

Te recomendamos consumir en crudo nuestro AOVE verde en rama La Unidad.

Precisamente, por lo comentado en el punto anterior es mejor no someterlo a las elevadas temperaturas de cocinados y frituras.

Por un lado, porque sus polifenoles son muy volátiles y se evaporarán rápidamente. Y por otro, porque las impurezas sólidas que contiene pueden quemarse y desnaturalizarlo o desvirtuarlo.

Puedes utilizarlo para cocinar, sofreír o confitar a temperaturas medias y bajas (por debajo de 140ºC).

AOVE verde en rama La Unidad, consumo preferente

El AOVE verde en rama La Unidad, como el resto de aceites de Oliva Virgen Extra, no caduca y se puede consumir sin riesgo alguno para la salud una vez superada la fecha marcada en su etiqueta.

Ahora bien, debido a las impurezas inherentes al AOVE en rama que aceleran su oxidación, te recomendamos consumirlo preferentemente antes de transcurridos 6 meses desde su envasado para garantizar su calidad extra.

Si lo guardas en un lugar fresco y alejado de la luz directa, puedes alargar su consumo hasta cerca de los 12 meses, disfrutando igualmente de la calidad superior del AOVE verde en rama La Unidad.

AOVE Verde en rama de octubre - 1L